La edición de 2017 ha superado,  de un  sólo salto,   el listón que en ediciones anteriores y en distintos aspectos  le había consagrado como uno de los más importantes de España en el calendario de nacionales.

Se inscribieron  para participar en el mismo  30  jugadoras, con cinco de ellas entre las 24 primeras del ranking español.  En el último momento  una de éstas : Ainhoa Atucha , nº 24, no pudo participar, a causa de una lesión en la espalda .  Aún así quedaron cuatro dentro de las 21 primeras.

La granadina Nuria Párrizas, nº 15, que venía de ganar la semana anterior un torneo de 15.000 dólares en Portugal, partía como primera cabeza de serie.  Le seguía en ranking la cordobesa María José Luque,  nº 17 de España, y ganadora aquí en las ediciones de 2014 y 2016.  Como tercera favorita a priori estaba la madrileña Rocío De la Torre, nº 18, y como cuarta cabeza de serie la murciana Alba Carrillo, 21 del ranking español,  y que ganó en Pulpí en 2015.

La competición comenzó el lunes 10 de abril por la mañana. En esa jornada inicial  no hubo sorpresas, pasando las jugadoras que tenían mejor ranking.  Tres almerienses: Paola Expósito, María Soler y Aurora Domingo entraron en liza en ese primer día.

El martes teníamos doble ronda. Por la mañana octavos y por la tarde cuartos.  En la jornada matinal el duelo Marta Falceto (Zaragoza) con Alba Pedrero (Puerto Lumbreras) batió el record de duración de un partido en este torneo.  Tres horas y 55 minutos fueron necesarias para que la aragonesa se llevase la victoria

En la ronda de octavos el encuentro más destacado enfrentaba a la alicantina Eva Martínez con la madrileña Rocío Delatorre, finalista aquí el año pasado, y tercera cabeza de serie.   Apenas unos días antes ambas jugadoras se cruzaron  en semifinales del torneo de Linares con victoria para Eva.  En esta ocasión fue DelaTorre quien se impuso  en este nuevo enfrentamiento   que nos deparó  un tercer set vibrante, finalizando  6/0; 6/7;7/5.

A  segunda ronda llegaron  dos almerienses, que corrieron distinta suerte: María Soler  perdía ante la bilbaína Lucía Delapuerta, mientras que  Paola Expósito avanzaba hasta cuartos eliminando a la alicantina Olga Esteve.

La ronda de cuartos no aportó sorpresas, plantándose en semifinales las cuatro jugadoras que salían a priori como principales candidatas.  Expósito, cedía ante la madrileña Delatorre, dejando el cuadro sin representación provincial.

La penúltima ronda, disputada el miércoles 12 deparó dos encuentros épicos, con marcadores inciertos hasta el final.

La primera de estas semifinales enfrentaba a Nuria Párrizas (1) con Alba Carrillo (4).  Tras dos horas de encuentro el marcador reflejaba igualdad a un set.  El tercero siguió la tónica de equilibrio en el marcador  hasta el sexto juego en el que Carrillo tenía 3-2 a su favor y bola de break 30-40.  Un golpe fácil cercano a la red lo empaló mal enviándolo un metro más allá de la línea de fondo.  El juego acabó finalmente en el marcador de Párrizas quien  terminó llevándose el encuentro 6-3 en esa tercera manga.  Carrillo jugó un gran encuentro, pero esa bola le pesó, como reconoció posteriormente.

La segunda semifinal se mantuvo en una línea similar.  Rocío DelaTorre (3) se llevaba el primer set  ante la cordobesa María José Luque (2) por 6/3 para ceder el segundo  4/6.   El tercero  fue un recital de juego agresivo por ambas jugadoras, con rallys largos, muchos de ellos por encima de los 15 intercambios y  una intensidad brutal.   Las dos  jugadoras intentaban tomar la iniciativa moviendo a su rival, pero las alternativas en el dominio  cambiaban continuamente. Los últimos juegos de este encuentro fueron un espectáculo deportivo digno de las mejores batallas en un Grand Slam.  Finalmente, más allá de las diez de la noche  María José Luque se alzó con la victoria, terminando  muy cansada, y habiendo padecido incluso taquicardias, según dijo.

El Jueves Santo por la mañana, con más de treinta grados de temperatura comenzaba el duelo que decidiría la ganadora de esta 45ª edición.  Si Luque  ganaba se convertiría en la tenista  con más triunfos (3) en el torneo pulpileño, desde que comenzó a disputarse en categoría femenina en el año 2001.

Ambas jugadoras comenzaron la final un tanto imprecisas, pero tras dos o tres juegos  se asentaron bien en la pista  pudiendo   verse puntos de gran calidad, y un marcador que transcurrió igualado y no exento de tensión, con algunas reclamaciones de Párrizas al juez de silla, e incluso al juez árbitro.  A pesar de esto la granadina se adjudicó el primer set 7/5.   En el segundo Luque se fue rápidamente en el marcador 3-0, pero muy poco después el juego volvió a igualarse 3-3.  En ese momento la cordobesa dio la mano a su rival y abandonó el encuentro.  Argumentó no encontrarse bien. Probablemente las problemas físicos del día anterior, y el fuerte calor debieron afectarle.

A pesar de esa final inconclusa el torneo fue de  altísima calidad.  Cuatro jugadoras entre las 21 primeras del ranking nacional y 11 entre las cien podrían situar a final de año a la prueba pulpileña en el escalafón más alto del panorama nacional.

Al cuadro “grande” se añadió en esta edición un torneo paralelo gratuito para niñas entre 8 y 14 años.  Esta nueva prueba denominada  “Futuras Promesas” tenía la intención de familiarizar  a jóvenes tenistas con la competición  absoluta.  Congregó a 25 chicas  de poblaciones cercanas.   Para muchas de ellas suponía su primera competición.

 

Las vencedoras fueron:

Categoría Iniciación:  Alexandra Carrasco (Pulpí)

Categoría Benjamín:  Claudia Sendra (Lorca)

Categoria Alevín:  Águeda Castaño (Huercal-Overa)

Categoría Sub 15:  Pilar López (Puerto Lumbreras)

Además de lo meramente competitivo los niños/as que asistieron a semifinales tuvieron la ocasión de entrenar y pelotear con algunas de las jugadoras: Alba Carrillo, María José Luque y Nuria Párrizas.  Sin duda una experiencia inolvidable para ellos.

Las jugadoras agradecieron el trato recibido y la organización y pusieron de manifiesto su satisfacción porque puedan mantenerse torneos de este nivel en categoría femenina.  Prueba de esa satisfacción es que la madrileña Rocío Delatorre (cabeza de serie nº3)  tuvo el gesto de regalar su  raqueta firmada por ella misma, para sortearla entre los niños/as asistentes a la final.

Otro de los apartados que superó listones de años anteriores fue la asistencia de público a la final.   Se instalaron dos gradas adicionales a las que ya había, y estuvieron prácticamente llenas.

El Club de Tenis y Padel Pulpí se ha volcado en el torneo, innovando en actividades y estando pendiente de cada detalle para que las participantes se sintiesen agusto.

El Ayuntamiento de Pulpí y Diputación han patrocinado y puesto todos los medios necesarios para que la competición haya podido desarrollarse exitosamente.

Presidieron la entrega de premios, Ángeles Martínez, Diputada Provincial, Juan Pedro García, alcalde, María del Mar Sánchez, concejala de Deportes, Pepe Salamanca, Delegado provincial de tenis, Luis León, director del Circuito Provincial de Tenis y la Junta directiva del Club de Tenis y Padel.